El acto de amar (por Erich Fromm)

Aldo Dalmazzo. Flickr.com/aldodalmazzo
Aldo Dalmazzo. Flickr.com/aldodalmazzo

[…] El amor es la única forma de conocimiento que, en el acto de unión, satisface mi búsqueda. En el acto de amar, de entregarse, en el acto de penetrar en la otra persona, me encuentro a mí mismo, me descubro, nos descubro a ambos, descubro al hombre.

 

El anhelo de conocernos a nosotros mismos y de conocer a nuestros semejantes fue expresado en el lema délfico: “Conócete a ti mismo”. Tal es la fuente primordial de toda psicología. Pero puesto que deseamos conocer todo el hombre, su más profundo secreto, el conocimiento corriente, el que procede solo del pensamiento, nunca puede satisfacer dicho deseo. Aunque llegáramos a conocernos muchísimo más, nunca alcanzaríamos al fondo. Seguiríamos siendo un enigma para nosotros mismos, y nuestros semejantes seguirían siéndolo para nosotros.

 

La única forma de alcanzar el conocimiento total consiste en el acto de amar: ese acto trasciende el pensamiento, trasciende las palabras. Es una zambullida temeraria en la experiencia de la unión. Sin embargo, el conocimiento del pensamiento, es decir, el conocimiento psicológico, es una condición necesaria para el pleno conocimiento en el pleno conocimiento en el acto de amar. Tengo que conocer a la otra persona y a mí mismo objetivamente, para poder ver su realidad, o, más bien, para dejar de lado las ilusiones, mi imagen irracionalmente deformada de ella. Sólo conociendo objetivamente a un ser humano, puedo conocerlo en su esencia última, en el acto de amar.

 

Erich Fromm (1900-1980). Psicólogo, sociólogo, filósofo y psicoanalista alemán. Participó activante en los inicios de la Escuela de Fráncfort. Fue uno de los renovadores del psicoanálisis. Partió de Europa entre las guerras mundiales hacia los Estados Unidos, donde enseñó en diversas universidades. A partir de 1951 se instaló en México. Hombre universal, culturalista y apasionado de la historia de las religiones. En su libro El arte de amar resalta el potencial transformador del amor. Además relaciona la profundidad de este sentimiento con la madurez e invita a considerarlo como un arte, resultado de un proceso de aprendizaje. Extracto del libro El arte de amar. Paidós: Buenos Aires. 2015.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *