Hojas de Inspiración

¡Ven, vamos a jugar! (por Ruchir Sodhani)

Vishnu Bill Hulse. billhulse14@gmail.com

Los sistemas lógicos de conocimiento, como las matemáticas, trabajan sobre la premisa de que “las paradojas no existen”. En estos campos de estudio, si nosotros llegamos a una contradicción, nos detenemos y prestamos atención. Con intensidad revisamos nuestras premisas y los pasos que nos guiaron hacia la contradicción. La paradojas nos hacen preguntarnos: “¿Dónde me equivoqué?, ¿dónde está mi falla lógica?” ¡Este es un asunto serio!

Sin embargo, cada uno de nosotros experimenta todos los días la tensión de los opuestos. A medida que navegamos nuestras vidas, encontramos aspectos conflictivos tales como: querer independencia y a la vez pertenecer; manejar incertidumbres y buscar exactitud; balancear planeación-espontaneidad, seriedad-juego, y además enfocarse tanto en el propósito como en el placer. Aunque pueden confundirnos en ocasiones, las paradojas ocurren a diario. “Todos las enfrentamos”.

Con frecuencia nos extendemos a ambos lados de estas ambigüedades y encontramos el lugar entre los extremos del espectro donde nos sentimos cómodos. Nos basamos en una diversidad de influencias como: nuestra cultura, educación, sociedad, leyes, religión, historia, relaciones y experiencia. Las circunstancias donde nos encontramos ahora son fruto de opciones que tomamos individualmente y estas elecciones pueden convertirse en piedras angulares de nuestras narrativas. Usualmente creemos: “Mis decisiones definen quién soy yo y el rumbo de mi vida”.

Sin embargo, muchas de estas determinaciones son hechas en piloto automático, basadas en creencias y juicios previos. Quizá podemos sentir que “Escoger es fácil”, pero algunas circunstancias nos obligan a detenernos y reevaluar nuestras creencias e incluso cambiar nuestra posición. Experimentar nuevas ideas, situaciones o un despertar de opciones y consecuencias puede precipitar una crisis, que nos lleve a calibrar de nuevo la brújula. Durante esta turbulencia podemos sentir “una profunda inconformidad, como si lleváramos una pesada carga o estuviéramos solos”. Esto es normal. Perdemos la liviandad cuando pensamos: “No puedo permitirme cometer errores”.

¿Qué podemos hacer para facilitar esa situación? Podemos recordar: “¡Ajá! En realidad, esta situación es bastante familiar. Me he enfrentado a estas elecciones desde que era niño”. Hacerlo puede darnos algo de confianza. Podemos detenernos y ponderar: “¿Qué puedo hacer o a quién puedo dirigirme?” Podemos recordar nuestros recursos, como amigos, familiares, conocimiento o espiritualidad. ¡Estamos aquí para ayudar y ser ayudados! El gesto solidario es una bendición para los dos. Al verbalizar nuestros enigmas, apoyarnos en otros como caja de resonancia o acceder a su sabiduría, podemos aclarar opciones y su significado para nuestra vida.

Así mismo, podemos sintonizarnos con el cuerpo, incluidas sus tensiones, y también con las emociones y su intensidad cuando estas surgen. Esta conciencia nos permite ahondar en nuestras memorias inconscientes, patrones e intuiciones que hemos integrado en el pasado. Mediante la autoafirmación: “Las emociones son señales. ¡Ummm! ¿Qué están tratando de decirme ahora?”, podemos conservar la calma y seguir el proceso, en lugar de ser presa de la confusión. Podemos escuchar nuestra cabeza y también nuestro corazón. Usando los dos al unísono podremos explorar opciones, sopesarlas, escoger y también sentirnos más cómodos con las decisiones que hacemos.

Tenemos la capacidad de aliviar nuestro ser y hacerlo de la manera que funcione para nosotros. Podemos decirnos: “¡La vida es un juego! Algunas veces ganas y otras pierdes. Esta es la manera como funciona”; también: “Hago decisiones todo el tiempo, tendré más oportunidades en el futuro”, o “¡Confío en mi ser y en el universo!”. Ojalá podamos ver con algo de humor y risa la situación donde nos encontramos y cómo reaccionamos. Decir: “¡Ajá!, realmente me enredé en esta situación, y eso está BIEN”. Nuestros corazones serán más ligeros cuando nuestro acercamiento a la existencia sea más juguetón, flexible y comprometido con la vida. “Cualquiera puede disfrutar un juego. Tú no tienes que ser un campeón para ello”. “Los errores ocurren. Ellos no me definen”. Podemos actuar en lugar de quedarnos atrapados. Podemos bailar el baile. Si guardamos nuestro orgullo y perfeccionismo a raya, quizá podamos jugar el juego de la vida con mayor liviandad.

¡Entonces, ven, vamos a jugar!

 

Ruchir Sodhani

Nació en India. Trabajó por más de veinticinco años en la industria de tecnología, en India, Estados Unidos y Australia. En este tiempo conoció personas maravillosas, brillantes y apasionadas. Como un “puente” entre equipos, amaba inspirar en los el aprecio entre las personas y el acuerdo sobre las metas y los caminos para alcanzarlas. Lo anterior generó en él un respeto por la diversidad de perspectivas y le enseñó el valor de los pequeños pasos y la colaboración.

Luego de experiencias de enfermedades mentales en amigos cercanos, Ruchir cambió el rumbo. Completó un grado académico en Consejería, y encontró un nuevo avatar o llamado como consejero y terapeuta.

Él acompaña a sus clientes en el manejo de temas tan diversos que van desde la angustia emocional a las tendencias suicidas, convirtiéndose en una tabla de resonancia en circunstancias difíciles. En 2016 volvió a la India, y ahora practica en el hospital de Rukmani Birla en Jaipur.

Ruchir es un apasionado de compartir historias con otros con empatía, y caminar con ellos para que se reconecten con la autoconfianza, la resiliencia, el balance y la esperanza. Él está convencido de que “A veces nosotros necesitamos un poco de ayuda,” para redescubrir nuestras capacidades, sabiduría y humor, y para manejar nuestras vidas con sentido en nuestros propios términos y ritmos. “¡Nos ayuda hablar con alguien!”, concluye.

Contacto: ruchir.sodhani@gmail.com

 

2 Responses to “¡Ven, vamos a jugar! (por Ruchir Sodhani)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: